Inicio

Embarazo inseperado

Resumen de noticias

Mujer Nueva
Testimonio en un foro de tantos.

Como en el encabezamiento del Foro dice "opine libremente sobre el tema del aborto", voy a hacerlo.

Soy un chico. A mí me empezaron a hablar del aborto a los 15 años. Ahora tengo 25. Francamente, cuando me empezaron a hablar en tono un tanto alarmista del tema del aborto, no le dí mucha importancia. Al fin y al cabo, en el Cole me estaban enseñando a disfrutar de la vida sin hacerme demasiadas preguntas, y no lo veía tan grave. Ocasionalmente, titulares enormes en los periódicos de personalidades de la Iglesia, sobre todo, alertaban contra el tema del aborto. Yo seguía sin verlo tan grave. Cosas de la política, me decía a mí mismo.

Pero a medida que iba madurando me daba cuenta de que con el tema del aborto había algo que no cuadraba. Sobre todo porque tuve amigos que dejaron embarazadas a sus novias ¿Y ahora qué? Coño, pues es verdad, ¿y ahora qué hacemos? La posibilidad del aborto se les pasó a todos por la cabeza. Ahí ya empezaba a darme cuenta de lo monstruoso que es en realidad matar al futuro hijo simplemente por comodidad, porque como uno de esos amigos, con 16 años, me dijo una vez: "Se me ha jodido la vida". Al cabo de unos meses le volví a ver, y estaba con una sonrisa de oreja a oreja, DISFRUTANDO cada vez que me hablaba del chavalín, de su hijo.

Me daba cuenta de que con el tema del aborto lo que sucede en realidad es que a las nuevas generaciones se las escamotea, se las oculta, se las omite todo lo que se puede, desde el Colegio, desde los medios de comunicación, desde todas partes, que una de las finalidades más importantes de un ser humano es DAR VIDA. Tener un hijo es lo más maravilloso que puede hacer una persona en este mundo. Una personita como tú, pero en pequeño, que algún día crecerá y, a su vez, dará vida a otra personita.

Pero como este mundo está hecho precisamente para gozar desenfrenadamente de él, de espaldas a esta realidad evidente, se impone que hay que liberar al hombre y a la mujer de la carga de los hijos, c uando es todo lo contario, es la mayor felicidad que una persona puede tener en esta vida. Por eso se promociona tanto el tema del aborto. Los niños, EL FRUTO DEL AMOR, son y simbolizan LO CONTRARIO de lo que se nos vende a diario desde todas partes: el goce y disfrute individual de lo que se ponga al alcance de la mano.

Cuando uno se da cuenta de ésto, ve que es realmente MONSTRUOSO matar a una personita  porque estorba los planes de tu vida. Es algo que no tiene nombre.

Sé que hay muchas mujeres que se plantean ésto coaccionadas o influenciadas por su entorno, por los mensajes que ven en los medios, y sé que su culpabilidad queda muy atenuada por la tremenda presión  política que quiere imponerse a favor del aborto, pero ellas saben en el fondo que hay algo que no están haciendo bien. Un beso y mi más sincero apoyo para todas ellas.

 

2004® Prohibida su reproducción parcial o total sin previa autorización.
Lee las políticas de privacidad.